paquete especial con chuleton a la piedra penas arriba
penas-arriba-cerrado

Posada Peñas Arriba: Descubre el valle de Camaleño

La Posada – Restaurante Peñas arriba es un hotel típico de montaña, ubicado en Lon,  a los pies de los Picos de Europa y en pleno valle cántabro de Camaleño. Hemos respetado la arquitectura tradicional de la zona, por lo que el hotel está construido con materiales nobles de nuestro entorno, piedra y madera

Está rodeado del precioso entorno natural de la zona de Liebana y del Parque Nacional de los Picos de Europa, cuyas montañas pueden verse desde varias de las 15 habitaciones del hotel. La zona alberga bosques, riachuelos cristalinos, el río Deva y numerosos pueblecitos de montaña. En esas pequeñas poblaciones podrá admirar de cerca la arquitectura, las artes y la artesanía típicas de la región de Liébana y Camaleño.

Descubre nuestro hotel rural en Picos de Europa

Las opiniones de nuestros visitantes

Pasamos allí la semana del 8 al 16 de agosto y no podemos estar más contentos con nuestra elección ! Buscábamos un alojamiento tranquilo y familiar donde poder descansar con nuestro pequeño de 15 meses, y así fue. En el restaurante se come genial, hay una carta bastante variada, los platos son elaborados y de calidad, de hecho nosotros al hacer la reserva solo cogimos el desayuno y al final terminamos cenando todas las noches allí .

Muchas gracias a Tere, José, Imanol y Maria!

Ariadna Ksaus Barreda

(Facebook, 22 de agosto de 2015)

El restaurante espectacular; excelente servicio, presentación y calidad. Las vistas a los Picos de Europa desde la ventana de la habitación, no tienen precio. Relación calidad precio muy muy difícil de mejorar.

Jordi,

(18 de agosto de 2015, Tripadvisor)

Creo que de los mejores sitios a los que he ido.
Llegamos a las 23.30h por un percance que nos hizo deshacer el camino andado y nos estaban esperando con una sonrisa y una mesa para cenar a deshoras y sin ninguna prisa.
La habitación amplia y limpia.
Los desayunos, en resumen, no te haces con ellos, jarra de leche, jarra con café, tostadas, bizcocho casero, fiambre, unos frisuelos de morirse de ricos…
Comimos también allí el sábado, por repetir la buena experiencia del viernes noche y se superaron, una ensaladas templada riquísima y un pulpo buenísimo. El precio del restaurante , asequible, con postre y vino unos 20-25€ por cabeza.
El trato del personal, inmejorable.
El pueblo y los alrededores , merecen la pena ser visitados.
Lo recomiendo a todo el mundo! Nosotros volveremos cuanto antes mejor!
Muchas gracias por un fin de semana inmejorable!

Juan y Estefania ( 23 agosto 2015 Tripadvisor)